+menu -


Mensaje del 11-11-11, y fallecimiento del Doctor Rodríguez Delgado


Bueno, hace ya varias semanas que no publico ninguna entrada, y sinceramente, no lo he hecho porque no creo que tuviera nada interesante que aportar. El objetivo de este blog nunca ha sido ni el protagonismo, ni la popularidad y mucho menos la rentabilidad económica, sino como otras veces ya he comentado, ayudar al proceso de despertar y evolución del planeta (no sólo de la humanidad), desde mi modesta aportación.
En esta entrada voy a hablar, en principio de dos temas, aunque muchas veces improviso sobre la marcha y voy tocando otros temas.
Primeramente, comentar que como muchos ya habréis oído ha fallecido el Doctor Rodríguez Delgado, el pasado día 5 de septiembre (aunque en otra noticia dicen el 15 de septiembre). Como ya sabréis el Doctor Delgado fue una eminencia científica en el campo de la neurología, y entre otras cosas estuvo trabajando casi treinta años en estados unidos en la universidad de Yale. Lo que más se destaca en cualquier biografía que se pueda leer sobre esta persona es que realizó experimentos de implantes de electródos en animales, siendo los más nombrados con monos y sobre todo con un toro bravo. En la entrevista que hice a Mimouna El Mazougui, aquí, estuve buscando información sobre implantes y control mental, e inevitablemente apareció el doctor Delgado entre la información. En una parte de la entrevista podéis ver en detalle el experimento que hizo con el toro bravo. Pero lo que pude leer en informaciones menos oficiales es que Delgado trabajó también para la CIA en experimentos secretos, entre los que habrían estado el Proyecto Pandora. En fin, no quería expandirme demasiado con este tema, simplemente vi la noticia en un periódico por casualidad (aquí) y como suele pasar se le trataba como héroe nacional y persona de reconocido prestigio, cuando habría que ver realmente cuántos de sus descubrimientos que por supuesto desconocemos han servido para realizar un mayor control mental sobre la masa. El eterno dilema, investigar para que se apropien de los descubrimientos y se puedan utilizar mal (Einstein, Tesla,…) o bien no compartirlos porque probablemente el ser humano no está lo suficientemente evolucionado. Quizás el dilema ya esté llegando a su fin, con este gran cambio que estamos atravesando.
Y el segundo tema del que quería hablar, aprovechando que menciono este cambio, es sobre las nuevas fechas claves que se han producido y se van a producir recientemente. Ya habíamos oído hablar de la fecha del 28 de octubre del 2011 y la posibilidad de que fuera la verdadera fecha de finalización de la cuenta larga del calendario Maya en contraposición con la que se supone del 21 de diciembre del 2012. Quienes queráis ampliar esta información podéis leer el siguiente artículo de Carl Johan Calleman. Aparentemente no ha sucedido nada, y digo aparentemente porque al parecer sí ha habido una gran vuelta de tuerca más en este proceso de gran cambio, como me informan fuentes cercanas al mundo indígena y sobretodo maya. Me informan incluso de que en norte américa se ha producido la incautación de los pasaportes de algunas personas del pueblo de los lakota (mejor conocidos como sioux) que estaban últimamente muy activos compartiendo el conocimiento de los momentos tan importantes que estamos atravesando de gran cambio. Según me indican, para poder recuperarlo o tener otro les están pidiendo cifras astronómicas (180.000 dólares). De esta forma se aseguran que no puedan abandonar el país.
Y la siguiente fecha “fuerte” a tener en cuenta es la del 11 de noviembre del 2011. Al parecer en este día se producirá una apertura de esos portales cósmicos que tanta transcendencia tienen para nuestra evolución. Señoras, señores, aprientensé los cinturones y disfruten de lo largamente ansiado, porque se va a producir una gran aceleración. Os dejo la información que me ha llegado hablando de esta fecha:
——

El próximo 11 de noviembre (11.11.11) se producirá un evento sin precedentes en la historia de la Tierra. Por primera vez se activarán de manera definitiva los Códigos de Luz del Alma. Los mismos que fueron desactivados hace miles de años.

Se cumple así un requisito imprescindible para la llegada de la Nueva Tierra: el ser humano, para ascender, tiene que estar completo.

Recuperaremos de este modo lo que nos pertenece por derecho propio: el recuerdo de quiénes somos y para qué hemos venido, así como las capacidades que nos son inherentes.

Pero una cosa es recuperar y otra saber utilizar.

Para las personas que están despiertas, la recuperación de esos recuerdos y capacidades puede representar una bendición. Muchos llevan años anhelándolo. Sin embargo, los que aún continúan anclados en la vieja energía pueden verse inmersos de repente en un profundo caos interior. Recuerdos a los que no encuentran sentido y percepciones que no comprenden y que, además, les asustan. Será necesario que, tras esa fecha, las personas que trabajan al servicio de la Luz aúnen sus esfuerzos para ayudarlos a integrar el proceso.

Cada uno de nosotros debe prepararse previamente para ese momento, tal como nos aconseja el Maestro Kuthumi con estas recomendaciones:

1. Buscar la paz interior. Un momento de silencio al día para escuchar la voz del corazón.

2. Recibir conscientemente la luz del sol, con la intención de absorber su poder sanador y elevador de frecuencias.

3. Mantener el rumbo en la dirección indicada por la voz del corazón. Aquello que somos se manifiesta en estos días más que nunca. Caen las vendas que nos cegaban, se derrumban barreras que nos limitaban. Por fin, muchos de nosotros nos animamos a emprender aquello que vinimos a realizar aquí, en esta dimensión.

4. Practicar el desapego de viejos patrones limitantes. Abandonar los pensamientos, costumbres y reacciones que alimentan aún la antigua energía, procurando transformarlos en luz por medio del amor.

5. Fomentar el Amor en todas nuestras relaciones, las que más amamos y las que nos conectan con el miedo. Estas últimas son las que más nos elevarán si somos capaces de bañarlas de amor y aceptación.

6. Recibir la energía de la Fuente en meditación. Su influencia en nuestros cuerpos sutiles es inmensa. Posee un gran poder transmutador que nos libera y nos conecta.

7. Sentirnos Uno. Practicar en nuestras visualizaciones la Unión con todo lo que es y con todo lo que existe.

Cuando llegue el momento recibiremos en nuestro interior una Gran Luz. Esa Luz trae los códigos de activación que necesitamos para recordar. Son códigos de una vibración muy alta. Cuanto más elevada sea la propia vibración durante ese día más armónica resultará la entrada de la Luz y su anclaje en cada uno de nosotros.

Podemos prepararnos como nos recomienda el Maestro Kuthumi pero, además, ese día debemos dedicarlo especialmente al cuidado de la propia energía, al equilibrio interior, a mantener la vibración bien alta. Actividades como meditar, pasear al sol o estar en contacto con la Naturaleza son las más recomendables. Hay que evitar especialmente todo lo que nos desconecte de nuestra esencia. Deberemos alimentarnos con moderación, procurando no ingerir alimentos de baja vibración, como la carne o los vegetales transgénicos, y realizar algún ejercicio físico que nos ayude a activar el flujo sanguíneo, ya que los Códigos de Luz serán transportados a través de la sangre, desde el corazón al resto de nuestro organismo.

La activación se estará produciendo durante todo el día, pero no percibiremos completamente sus efectos hasta el día siguiente, después de haber dormido un mínimo de seis horas.

A partir de la mañana del 12 de noviembre muchas personas sentirán el profundo deseo de dar un giro completo a sus vidas, otros emprenderán su camino con fuerzas renovadas y otros sentirán una gran confusión interna. Los efectos variarán en función del grado de evolución de cada uno y de las resistencias que esté oponiendo al proceso de cambio que todos estamos experimentando.

El objetivo de esta activación es acabar con las limitaciones que, desde el interior de nosotros mismos, nos están impidiendo evolucionar o despertar. No se trata de una injerencia en el libre albedrío de los seres humanos. Se trata de eliminar una limitación que nos fue impuesta hace miles de años, cuando algunos seres confusos decidieron interferir en nuestro proceso evolutivo.

Detenernos a explicar el cómo y el por qué de aquel suceso sería adentrarnos en la vieja energía de separación y lucha, de la que ya nos estamos alejando. Ya no importa cómo, cuándo, dónde, quién o para qué. Dentro de poco estará resuelto.

El 11 del 11 del 11 se producirá una gran activación, pero no será la última. Grandes acontecimientos nos esperan a la vuelta de la esquina. Recibámoslos con amor, libres de temores e inquietudes, porque llega el reino de la Luz a la Tierra, y eso se merece una gran fiesta.

——

Un abrazo.

Mr D.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

Email
Print