+menu -


Nada que publicar, todo que investigar

Como véis ya hace bastantes días que no publico ninguna entrada, y es que sinceramente tendría tanto que contar que realmente no sé por dónde empezar. Ahora mismo estoy en un momento de replanteamiento de todos los saberes, de todo lo que se nos ha dado por sentado desde pequeños en la escuela, y de más grandes en la universidad u otros centros de enseñanza. Bueno, este proceso ya lo comencé hace años pero ahora mismo está mucho más acentuado todavía. Seguro que a muchos de vosotros os está pasando lo mismo, aprendéis algo que quizás nunca os habría interesado pero que debido a muchos factores, la crisis jugando un papel muy importante entre ellos, os ponéis a aprender/investigar y os sorprendéis de la capacidad para asimilar que se presenta.  Como hemos hablado muchas veces, el sistema actual creado por el ser humano ha ido dividiendo todo el saber en pequeños trozos, áreas, y ha intentado hacerlas estancas para que cada uno se especialice en una de ellas, evitando que haya gente que pueda estudiar el conjunto. Habría muchos objetivos por los que se ha hecho ésto, uno de ellos como no sería el de evitar que las personas sean capaces de desarrollar una gran capacidad, lo que haría que se dieran cuenta de que las cosas no funcionan bien y llegaran a la conclusión que estamos siendo manipulados. Vamos, lo que está sucediendo ahora mismo. Dentro de éste frenesí de aprendizaje en el que me encuentro inmerso ahora mismo, estuve estudiando el otro día el origen de las matemáticas, y como muchos sabréis se remonta a la época de Pitágoras y los Pitagóricos. Pues bien, resulta que para los pitagóricos la Mathematika constaba de aritmética, geometría, música y astronomía. Sí, sí, habéis leído bien, también estaba la música, que ahora mismo se la ha separado tanto de las ciencias que nadie se le ocurriría que tenga algo que ver con las matemáticas actuales.

Lo que estoy investigando ahora mismo son formas de hacer las casas más autogestionables e independientes, y otra vez más tengo que dar las gracias a la crisis, ya que si no me hubieran subido el recibo del agua de forma escadalosa, el recibo de la luz y el diesel de la calefacción quizás no me habría forzado a investigarlo. Primeramente, en la zona en la que vivo teníamos agua que la suministraba el ayuntamiento, la calidad de la misma no era muy buena, pero no la utilizábamos para cocinar ni beber, ya que traíamos agua de una fuente maravillosa de una montaña cercana.  Cuando el ayuntamiento cedió la gestión del agua a la empresa Canal de Isabel II el primer recibó subió un 300 % respecto al mismo del año anterior con el ayuntamiento. Imaginaros la desagradable sorpresa al ver el recibo. Ésto me llevó a plantearme crear un sistema de recolección de agua de lluvia, que sustituiría a la mayor parte del agua que consumo para la lavadora, lavaplatos, WC en los cuartos de baño. Sólo mantendría el agua del suministro general para la ducha/baño, ya como digo el de consumo es de agua de manantial. El único problema de este sistema es la inversión inicial, que no es nada despreciable, sobretodo si quieres un depósito que acumule bastante agua. La verdad es que si hacéis cálculos os sorprenderéis la cantidad de agua que se puede acumular en un año. Imaginemos el caso de Madrid, con una casa que tenga un tejado de 10 metros x 5 metros, que no es un área muy grande para ser una cas independiente, podría ser un chalet adosado. Si buscamos los milímetros de de agua que caen de media en Madrid (dependerá de la zona) es de 436 mm, y si lo multiplicamos por el área del tejado nos da el volumen medio acumulado en un año. Recordar que 1 litro equivale a un decímetro cúbico. Aquí lo vemos detallado:

Mirad la cantidad tan grande que sale y eso que estamos considerando un tejado no muy grande y la media de lluvia en Madrid, por lo que si vivís en zonas más lluviosas con una superficie de tejado más grande esta cantidad se puede duplicar muy facilmente.

Aquí os de jo un mapa de lluvia de España por provincias

Otra investigación que estoy llevando a cabo es fruto de la subida del precio del diésel y de la electricidad. Normalmente para calentar la casa y el agua caliente utilizo una caldera de diesel, sin embargo, en el salón tengo una chimenea con cassette insertado. Una de las cosas que más me fascinan del invierno es poder estar al lado de la chimenea en un día frío, y si nos ponemos románticos pues podemos imaginar un día que está nevando, pero en Madrid no suele nevar muchos días. Pues bien, se me ocurrió la idea de calentar el agua de la calefacción con el cassette en los días en que esté encendido el mismo. Buscando por internet me di cuenta que ya había varias personas que lo habían hecho y que habían conseguido directamente ahorrarse todo el consumo de la caldera para calefacción, y solamente usar la misma para el agua caliente sanitaria (ACS). También se puede hacer para ACS pero es un pelín más complicado, además sólo serviría para días fríos ya que la chimenea no se enciende todos los días. La idea consiste básicamente en hacer un serpentín de acero inoxidable, o mandarlo hacer, y colocar el mismo lo más cercano al interior del cassette donde se está produciendo la combustión. También se puede situar encima del cassette, pegado al mismo, por lo que la instalación es más sencilla, sin embargo la eficiencia es un poco peor. El serpentín iría conectado a la red de la calefacción de los radiadores, de la misma forma que se conecta la caldera de la calefacción. En este punto es importante leer la información técnica sobre la caldera, para entender cómo funciona y sobretodo ver en qué sentido mueve el agua de la calefacción, para hacerlo igualmente en la bomba que conectemos en uno de los lados del serpentín. Por lo tanto, los elementos básicos serían el serpentín y una bomba circuladora. Habría que añadir algún elemento como unas sondas de temperatura a la entrada y la salida del serpentín para que sepamos la eficiencia que estamos consiguiendo, y como elementos opcionales un válvula de seguridad, un barómetro para medir la presión y un vaso de expansión (si queremos rizar el rizo). De todas formas, si el cassette estará funcionado como apoyo a la caldera, los elementos opcionales no serían necesarios ya que la caldera posee un vaso de expanción, válvulas de seguridad, etc., pero si queréis estar completamente tranquilos de que va a ser 100 % seguro el sistema meter el vaso y la válvula.

Algunos esquemas que he conseguido en internet de gente que lo ha hecho:

– Sistemas hechos por David Losada. Podéis verlos de forma extensa aquí y aquí:

– Sistema creado por Paco Cano, aquí.

Podría seguir hablando de otras modificaciones e investigaciones que estoy haciendo, pero creo que por el momento la entrada ya va sufientemente cargada de información. Como digo la idea es intentar ser lo más autosuficientes posibles, y el más importante que todavía no he tratado es el energético, aunque eso no se puede publicar porque la gente muere por estas cosas ;-). Espero que os haya dado nuevas ideas y que compartáis las vuestras, tenemos que generar una nueva era!

Un abrazo.

Mr D.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

2 Responses to Nada que publicar, todo que investigar

  1. Hola tocayo. Discrepo en lo que comentas del saber. El motivo para que haya tantas especialidades no es más que por la amplitud de conocimientos que abarcan cada vez más cada área. Cuando aristóteles lo que se podía estudiar era muy poco, se conocía todo en poca profundidad, pero a medida que se va avanzando en el conocimiento profundo de cada área, hace falta más tiempo llegar a dominarlas, por eso se hace necesario la especialización porque llegar a ser experto en algo requiere cada vez más tiempo. Y no están estancos, todos están relacionados, que no los relacionemos a simple vista ya depende del observador.
    Todavía recuerdo el libro de estudio de mi madre de la EGB de los años 60; era como un libro gordo de petete que englobaba como un resumen de lo básico que era necesario estudiar.
    Ya lo decía Charlie Chaplin: “Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da tiempo para más”

     
  2. Hola David. Lo de que cuando Aristóteles lo que se podía estudiar era muy poco, me imagino que lo dirás de coña, ¿no? Hay multitud de culturas milenarias que ya disponían de mucho del conocimiento que nosotros tenemos, no digamos ya de otras culturas de las que no queda apenas constancia como la de la Atlántida. Nuestra cultura actual defiende lo que tú comentas, la expecialización, y la gente se tira estudiando años y años un trocito del saber, con la escusa de que para ser un experto necesitas dedicarle mucho tiempo. Entonces, ¿por qué hace añoshabía gente como Leonardo Da Vinci que era experto en anatomía, aruqitectura, botánica, escultora, filósofía, ingeniería, música, y aparte era artista, poeta y urbanista? Y no era una excepción ¿qué ha pasado que nos hemos agilipollado o que nos han agilipollado? Yo me inclino hacia lo segundo.

    Un abrazo.

     

Email
Print