+menu -


Jose María Gay: “Este es un país de chorizos”

Afortunadamente cada vez hay más economistas, como Jose María, que se atreven a decir en alto lo que la gente piensa y es de sentido común. Siempre hay que tener cuidado con estas personas que ahora salen bastante en los grandes medios, porque puede haber medias verdades entre las verdades absolutas que proclaman, por lo que se puede producir una manipulación muy sutil. Sea como sea, cada vez hay más voces que dicen alto y claro lo que está sucediendo en este país, que se está yendo literalmente al carajo. Como sabéis, ayer el tribunal europeo dictaminó que la ley hipotecaria española es ilegal y que vulnera los derechos de los consumidores (si el comprar una casa se puede llamar “consumir”, cuando es un derecho fundamental al cobijo), pero a pesar de ello nuestro impresentable presidente Rajoy sigue defendiendo que la dación en pago (que si no puedes pagar la casa, el banco se quede con ella y se quede la deuda zanjada) no sería bueno porque le costaría más pedir un crédito o hipoteca a la gente. Ese tipo de comentarios, defendiendo al sector bancario en vez de a la población que lo ha elejido y a quien se debe, deberían de ser suficientes para juzgarle por un delito de alta traición al pueblo soberano. Tenemos cientos de miles de personas en situación de impagos de hipotecas y al borde del desahucio, más del 27 por ciento de las familias viviendo por debajo del umbral de la pobreza,  más del 25 % de paro, más del 50 % de paro juvenil, y el jefe de gobierno tomando decisiones en contra de su pueblo y hundiendolo cada vez más en la miseria. Como se diría en inglés,  “SHAME ON HIM”, “VERGÜENZA”. Deberíamos empezar, algunos ya llevan tiempo haciéndolo, a hacer lo que hacía Gandhi, y es hacer una resistencia pacífica a todo tipo de leyes e imposiciones del gobierno y sus diferentes apoyos, como la banca y grandes corporaciones:

– No pedir créditos, ni pagar con tarjeta de crédito.Pagar siempre con efectivo o tarjeta de débito. Practicar el trueque o bien los intercambios de productos y/o servicios de persona a persona, sin dinero de por medio. La banca y el sistema financiero necesitan que la gente pida créditos para que su sistema siga vivo, y no digamos ya que se use el dinero que ellos se sacan de la manga.

– Hacerse objetor a todo tipo de ley tributaria e impuestos que se considere abusiva, como ya hicieron algunos dirigentes políticos cuando les interesó (Ejp. Esperanza Aguirre con el IVA). Recordemos que hay mucha gente en Estados Unidos que se niega a pagar el IRPF porque lo consideran ilegal, de hecho si leemos un poco no fue introducido hace muchos años, antes no existía. Entre este tipo de impuestos t tasas tenemos el IVA, el IRPF, el IBI, la ITV, Impuesto de Circulación, Impuesto de Donaciones, Impuesto de Transmisiones, Seguros Obligatorios, …

– No ejercer nuestro derecho al voto. Los partidos políticos están corruptos porque el sistem que se ha creado lo favorece, por lo que si la abstención fuera de más del 50 %, los políticos elejidos no tendrían ninguna legitimidad para tomar ninguna decisión, y se tendría que abrir un proceso constituyente y la elaboración de una nueva constitución que redacte y elija el pueblo. Ahora mismo, cuando el partido de turno incumple su contrato de gobierno, se ampara en que lo han votado por toda la legislatura, lo de dimitir ni se le pasa por la cabeza.

– Retorno al campo de las familias, practicar la autogestión (huertos, gallinas, …) y reducir los gastos a los extrictamente necesarios, de esta forma no se necesita tener tantos ingresos y se pueden desempeñar trabajos más locales, que ayuden a la economía local y no trabajos con grandes corporaciones que benefician a los mercados y los beneficios se van fuera del país o la zona.

Estas medidas y otras similares sólo serían efectivas cuando una parte importante de la población las hiciera, ya que no existe sistema jurídico ni policial que soporte millones de personas viviendo en objeción de conciencia respecto a estas leyes totalmente despiadadas y que sacrifican a las personas como si fueran auténtico ganado.

Ojo, no estoy diciendo que tengamos que oponernos al sistema, sino crear otro sistema más justo y orientado a las personas, y a estas alturas creo que hay poca gente que piense ya que este sistema le defiende. Siempre utilizando la resistencia pacífica y objeción de conciencia, nunca la violencia ni la fuerza ya que nos llevaría a otra situación similar donde habría otras víctimas a las que hay ahora, éso ya lo hemos vivido ya bastantes veces.

Un abrazo.

Mr D.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

Email
Print