+menu -


Los Genios o Yinn (Jinn o Djinn)

yinn

¿Sabías que en la jurisprudencia islámica medieval se llegó a regular las condiciones relativas a matrimonio, descendencia y herencia entre genios y humanos?El otro día, por casualidad, como solemos pensar muy frecuentemente, llegué a informaciones sobre unos seres sobre los que había escuchado más bien poco; los genios. No estoy hablando de los genios de los que hemos oído hablar en cuentos infantiles del tipo “Alibaba y los 40 ladrones”, sino de unos seres un pelín más malévolos.

 

Si nos vamos a la Wikipedia, podemos encontrar que el origen del genio proviene de la mitología semítica (oriente próximo, norte y este de áfrica). El término árabe de la palabra genio es jinn (yinn) o djinn, de acuerdo a que la transcripción sea francesa o inglesa.  Al parecer, suelen ser seres invisibles aunque pueden adoptar  distintas formas de objetos,  plantas o animales, teniendo capacidades psíquicas sobre el ser humano, aunque no necesariamente la utilizan. En la mitología mesopotámica, están asociados al ámbito divino, aunque no pueden considerarse dioses, sino principalmente, guardianes o seres tutelares de lugares donde los hombres no debían tener acceso. Es curioso como también en la Wikipedia se habla de que en las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Resulta que cuando estuve visitando el amazonas colombiano, concretamente Araracuara, el chamán con el que vivía y con el que estaba largas horas “mambeando” (tradición acestral que consiste en tomar hoja de coca molida con tabaco, mientras se tratan disintos temas), nos contaba la historia de una ciudad cercana llamada Ciudad Perdida, una zona de grandes rocas con formas de animales y personas donde al parecer una vez fue una ciudad. Al parecer, sólo se puede hablar de esta ciudad o contar la historia cuando es de día, porque si se cuenta de noche los seres pueden ir a visitarte.

Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.

El islam considera a los genios seres creados de fuego sin humo, dotados como el ser humano de libre albedrío y que pueden obedecer a Dios o bien a Iblís, el demonio, a quien a veces se describe como tal, es decir como ángel caído, y a veces es considerado genio:

Hemos creado al hombre de barro, de arcilla moldeable
Antes, del fuego ardiente habíamos creado a los genios.

(Corán, 15, 26-27)

Los genios son, pues, la tercera clase de seres creada por Dios, junto a los hombres y los ángeles. La creencia en esta tercera raza marca una diferencia respecto a las otras dos religiones monoteístas (cristianismo y judaísmo).  Los genios, a diferencia de los ángeles, comparten el mundo físico con los seres humanos y son tangibles, aunque sean invisibles o adopten formas diversas. Los genios y los humanos pueden casarse y procrear. Por esta razón, la jurisprudencia islámica medieval llegó a regular las condiciones relativas a matrimonio, descendencia y herencia entre genios y humanos.

Veamos un poco más acerca de los Jinn o Yinn, desde el punto de vista del islamismo, según se nos cuenta en [1]:

Existencia

Los Yinn son entes de libre voluntad, viviendo en la Tierra, en un mundo paralelo a la humanidad. La palabra árabe Yinn proviene del verbo ‘yanna’, que significa esconder u ocultar. Por consiguiente, como sugiere su definición, son físicamente invisibles a la humanidad. Dicha invisibilidad es una de las razones por las que ciertas personas han negado su existencia. Empero, (como se verá) el efecto que el reino de los Yinn tiene sobre nuestro mundo es suficiente para refutar esta moderna negación de una de las creaciones de Dios. Los orígenes de los Yinn pueden encontrarse tanto en el Corán como en el Sunnah.

“Hemos creado al hombre de arcilla, de barro maleable. Y al genio lo creamos antes [que al hombre] de fuego”. (Corán 15:26-27)

Por lo tanto, los Yinn fueron creados antes que la humanidad. Luego, respecto a su origen físico y confirmando el versículo previamente citado, en el Sahih Muslim (uno de los libros más importantes del Islam, después de El Corán) se dice:

Los Ángeles fueron creados de luz y el Yinn de fuego sin humo”. (Sahih Muslim)

Esta descripción de los Yinn nos revela muchísimo sobre ellos. Puesto que fueron creados del fuego, tienen una naturaleza  arrebatada, y consecuentemente se erigió sobre ello su relación con la humanidad. Al igual que a los seres humanos, en el Corán también se les exige adorar a Dios y seguir el Islam:

Por cierto que He creado a los genios y a los hombres para que Me adoren”. (Corán 51:56)

Los Yinn pueden o no ser musulmanes. Sin embargo, debido a su naturaleza arrebatada su mayoría no es musulmana. Todos los Yinn no musulmanes constituyen una parte de la legión del Yinn más famoso, Satanás (a diferencia del Cristianismo, el Islam sostiene que Satanás (Lucifer) era un Yinn y no un ángel.  Los ángeles no tienen libre albedrío para desobedecer…).  Por consiguiente, estos Yinn no creyentes son llamados demonios.

En una de las preguntas que se le hace a Sheikh al Fauzán en [2], en concreto en la pregunta 5, se comenta lo siguiente:

“Pregunta:

¿Tienen los Yinn diferentes religiones así como los humanos tienen el Cristianismo, Judaismo y otras religiones?

Respuesta (Sheikh Saalih al-Fauzán):

Justo como has oído en el Corán;

Entre nosotros los hay que son rectos y los hay que no lo son; somos caminos distintos (religiones, sectas..).’

Luego, entre ellos son Judíos, Cristianos, Zoroastras, Politeístas, Ateos y entre ellos son musulmanes, desobedientes y pecadores, tienen grupos. Nada une a los Yinn y los humanos excepto adherirse al Corán y la Sunnah. Esto es lo que une a los humanos y a los Yinns, adherirse al Corán y la Sunnah.”

Muchos aspectos del cosmos de los Yinn son muy similares al nuestro; comen, beben, se casan, procrean y mueren. No obstante, la duración de sus vidas es considerablemente más extensa que la nuestra.

Facultades

Lo que distingue claramente a los Yinn de la humanidad son sus poderes y habilidades. Una de las formas en que Dios los prueba es mediante el otorgamiento de esos poderes. Si subyugan a terceros con éstos, deberán rendir cuentas por ello. Teniendo conocimiento de sus poderes, gran parte de los misterios que ocurren en nuestro alrededor cobran sentido. Uno de los poderes de los Yinn es que pueden asumir cualquier forma física que les plazca. Por lo tanto, pueden presentarse como seres humanos, animales, árboles o cualquier otra cosa. Por todo el mundo miles de personas han divisado criaturas de apariencias extrañas –y parecería más plausible que todos los señalamientos de dichas criaturas fueran Yinn exhibiéndose en formas diversas–.

La habilidad de poseer y tomar cuerpos y mentes de otras criaturas también es una fortaleza de la cual los Yinn se han servido formidablemente con el correr de los siglos. No obstante, poseer otro ser es una acción que envuelve gran opresión, de modo que esta habilidad les fue prohibida. Y aunque la posesión humana siempre despertó asombrosa fascinación, el auténtico conocimiento sobre este asunto es una rareza. En las últimas 3 décadas la posesión se ha vuelto objeto de intenso consumo y superlativa mercantilización. Durante los años 70 se utilizaron películas como El Exorcista y El Bebé de Rosemary para educar a la gente acerca de la posesión. Sin embargo, debido a que tales organismos (la industria cinematográfica) fueron excesivamente influenciados por el cristianismo, la instrucción sobre la materia fue inexistente. ¡Más que educar y tratar la posesión de los Yinn, las películas como El Exorcista solamente tendían a paralizarnos de espanto!

Los Yinn pueden poseer a las personas por múltiples razones. A veces, se debe a que el Yinn o su familia fueron accidentalmente lastimados, hasta puede ocurrir que el Yinn se enamore de una persona. Cualquiera sea el caso, la mayoría de las veces simplemente se trata de un Yinn malicioso y perverso. Por esa razón, los musulmanes recitan el Corán periódicamente en sus casas, como se comenta en el At-Tirmidhi:

“En efecto, Satanás huye de la casa en la que se recita Surah Al – Baqarah (el segundo capítulo del Corán)”. (At-Tirmidhi)

Según se afirma en [1], no sólo la humanidad puede ser poseída, esta manifestación también sucede en animales, árboles y otros organismos y objetos. El Yinn malvado lleva a cabo la posesión deseando que la gente venere a diferentes seres además de Dios. La posesión de ídolos es una forma de generar ésto. Poco tiempo atrás, el fenómeno mundial de ídolos hindúes bebiendo leche impactó al mundo. De Bombay a Londres, de Delhi a California… innumerables ídolos bebiendo leche a lengüetazos. Ganesh, el dios elefante; Hanuman, el dios mono; y Shiva, el órgano masculino, todos. ¡Engullían la leche como si no hubiese un mañana! Desafortunadamente, la gente se dejó llevar por este suceso y muchos acudieron a alimentar dioses hindúes. Indudablemente, esta hazaña se trató de un clásico intento Yinn para que las personas veneraran dioses falsos. Aquí la noticia.

Actividades ocultas de los Yinn

Siempre citando a [1], gracias a sus poderes de vuelo e invisibilidad, el Yinn es el componente principal de las actividades ocultas. La magia negra, el vudú, los poltergeists (espíritus traviesos), la brujería y el espiritismo pueden ser todos explicados a través del mundo de los Yinn. De la misma manera pueden explicarse las ilusiones y hazañas de los magos. Debido a la capacidad de los Yinn de atravesar enormes distancias en cuestión de segundos es grandioso el valor que atesora para los magos. A cambio de su intervención en los actos de magia, a menudo los Yinn les reclaman a los magos que los veneren tanto a ellos como a Satanás. Consecuentemente, los magos toman a los Yinn y a Satanás como señores además de Dios. En nuestros días, algunas de las hazañas logradas por magos sin duda son llevadas a cabo por medio de la ayuda de los Yinn. Desaparecer a la estatua de Libertad, volar de un lado al otro del Gran Cañón y recuperar una embarcación perdida en el Triángulo de las Bermudas, fueron todas pruebas realizadas por el mago judío David Copperfield. No hay forma de que los magos alcanzaran dichas hazañas sin la colaboración de los Yinn. Entonces, no sería sorprendente que David Copperfield le hubiese vendido su alma al mismísimo Satanás.

Continuando con la información contenida en [1], una de las actividades que más frecuentemente se asocia a los Yinn, es la adivinación del futuro o videncia. Antes del advenimiento del Profeta Mahoma, los adivinos estaban ampliamente extendidos; usaban a los Yinn como socios para enterarse sobre el futuro. Los Yinn se dirigían al cielo más bajo y escuchaban a los ángeles conversando entre ellos sobre los eventos del futuro que escuchaban de Dios, luego informaban a los videntes. Es por ello que antes del período del Profeta abundaban videntes que acertaban en muchos de sus pronósticos. A partir del arribo del Profeta, los cielos fueron cuidadosamente vigilados por los ángeles, y todo Yinn que trató de escuchar era atacado por cuerpos celestes flameantes:

Y hemos protegido al cielo de todo demonio maldito [que pretenda escuchar las órdenes de Dios a los ángeles]. Y quien intente escuchar le arrojaremos una bola de fuego visible”. (Corán 15:18)

 

En el Sahih Al-Bujari (otro de los libros más importantes del Islam, después de El Corán) se dice: “Ellos (los Yinn) descendían y pasaban la información hasta que alcanzara los labios de un mago o un vidente, a veces un meteorito los detendría antes de que pudieran llevarla. Si la transferían antes de ser golpeados le añadían cien mentiras”. (Sahih Al-Bujari) Así, se entiende claramente cómo ocasionalmente los clarividentes pronostican acertadamente el futuro. Del mismo modo, se torna evidente por qué se equivocan tanto al respecto. Hombres como Nostradamus son un ejemplo, ya que algunos de sus pronósticos del futuro fueron ciertos, mientras que muchos otros completamente equivocados.

Los videntes también operan por medio del Qarin.  El Qarin es el compañero Yinn asignado a cada ser humano. Este Yinn es quien le murmura a nuestros deseos primarios y constantemente trata de desviarnos del camino de la rectitud. El Profeta  proclamó: “A cada uno de ustedes se le es asignado un compañero del Yinn. Los Sahabas le preguntaron: ¿Hasta a ti, Mensajero de Dios? Y el Profeta respondió: Incluso a mí, excepto que Dios me ha ayudado a lidiar con él y se ha convertido en musulmán. Ahora solamente me sugiere que haga el bien”. (Sahih Muslim) Como el Qarin permanece con una persona toda su vida, de la cuna a la tumba, está al tanto de todo lo que le hubiese ocurrido. Al contactarse con el Qarin, el vidente consigue convencer a su cliente que es él quien está al tanto de la vida de la persona. Asombra a las personas con conocimientos que nadie más sabe mientras mira la palma de su mano o en su bola de cristal. La gravedad de acudir a un clarividente es tanta que el Profeta advirtió: “La oración de quien concurra a un vidente y le pregunte cualquier cosa no se aceptará por cuarenta días y noches”. (Sahih Muslim) Además: “Quien recurra a un vidente y crea en lo que diga, habrá descreído lo que le fue revelado a Muhammad”.

A este respecto, al ser preguntado Sheikh al-Fauzán en [2], apunta lo siguiente, que difiere ligeramente con lo comentado anteriormente en [1]:

“Pregunta:

¿Cuál es el significado de que cada humano tiene un qarín (un compañero) de entre los Yinn?, y ¿es correcto que este qarín puede informar a la gente respecto a lo que ha ocurrido en el pasado y lo que va a ocurrir (en el fututo)?

Respuesta (Sheikh Saalih al-Fauzán):

En cuanto a informar de lo que va a ocurrir en el futuro, nadie tiene conocimiento (del futuro) excepto Allah. Nadie puede proveer información respecto a esto, ni un Yinn ni un humano, ciertamente (el conocimiento de) el no-visto pertenece a Allah.

El Conocedor del No-Visto, a nadie le da acceso a Su No-Visto.’

Como ha sido revelado en este capítulo, en cuanto a la persona que tiene un qarín (un compañero) de los Yinn y un qarín de los Ángeles, entonces sí. Una persona tiene un qarín de los Ángeles que le llama a hacer el bien y un qarín de los Yinn y Shayatín que le llama a hacer el mal. Luego, cualquiera que de ellos prevalezca sobre él, entonces, estará con él. Esto es una prueba de Allah.”

Al parecer, según [1], los efectos de los Yinn no se limitan sólo a la clarividencia. Otras actividades, como las empleadas para contactarse con los muertos, a manera de las tablas de Ouija y sesiones de espiritismo pueden ser  manipuladas por los Yinn.

Siempre según [1], una de las manipulaciones de los Yinn más ostentosas se consigue a través de las visiones. Esas visiones, sobre todo, facilitan a los Yinn desviar a las personas del mandato y adoración de Dios; ya que cuando a alguien se le aparece una visión frente a sus ojos se torna muy difícil explicarla. Únicamente poseyendo convicción en Dios y conocimiento del mundo de los Yinn puede una persona encarar una tribulación como tal. Las incontables visiones de Jesucristo y la Virgen María se convirtieron en una elección popular entre los demonios. ¡Parecería que llevar a los cristianos por el mal camino fuese prácticamente el truco más fácil para los Yinn! No sólo son engañados por estas visiones, a menudo son poseídos por los Yinn que entablan conversaciones con sus voces. Los cristianos conocen esto como “la lengua de los ángeles” (hablar en lenguas) y una prueba en favor de su fe. ¡Sin embargo, la cantidad de tonterías ininteligibles y balbuceos que se escuchan, prueban claramente que en realidad se trata de la lengua de los demonios! Para otras personas, las visiones de sus padres o parientes son comunes; tomando la forma de dicha gente, los Yinn pueden convencer a los humanos de que las almas de los muertos aún se mantienen en contacto con la gente de la Tierra. Esa es la razón por la que tantas personas creen en fantasmas.

Estas visiones también han golpeado a los musulmanes de igual forma ¡Muchos musulmanes afirman haber divisado al Profeta Mahoma, inclusive a Dios! La prolongación de visiones perversas continúa hasta el día de hoy. La muerte reciente de Diana, Princesa de Gales, le echó chispas al gran amor y adoración del pueblo por esa mujer; a decir verdad, el pesar de los británicos fue tal que procedieron como si Diana fuese algo divino. En cuanto el duelo de Diana alcanzó su pico ya se habían presenciado visiones de ella en Hampton Court Palace! Si estas visiones ocurrieron, entonces, el deseo de Satanás y su legión de Yinn de manipular este evento fue evidente. Ese tipo de visiones son claros intentos de Satanás de guiar a la humanidad lejos del sendero de Dios.

Cómo protegerse de los Yinn

Siempre según las tradiciones y la religión musulmana que aparece en [1], ya que los Yinn pueden vernos a pesar de que nosotros no podemos, el Profeta Mahoma enseñó diversos modos de protegernos de sus maldades; por ejemplo, refugiarnos en Allah (Dios) de Satanás, recitar los capítulos 113 y 114 del Corán y recitar las palabras que fueron reveladas por Dios en el Corán: “Di [también]: ¡Oh, Señor mío! Me refugio en Ti de los susurros de los demonios, y me refugio en Ti de su presencia maligna”. (Corán  23:97-98)

Al decir “Bismillah” (en el nombre de Allah [Dios]) antes de ingresar al hogar, de comer o beber y antes de consumar relaciones sexuales también se detendrá a Satanás para que no ingrese al hogar ni comparta con una persona su comida, bebida y actividad sexual. De forma similar, mencionar el nombre de Allah antes de ingresar al baño o de quitarse la ropa es un medio de prevención ante los Yinn, para que no haga daño ni vea las partes íntimas del cuerpo de la persona, tal como el Profeta dijo. La fuerza de la fe y la religión en general también impedirán a los Yinn dañar a una persona.

Tal como sucede con la historia de Abu Hurairah (uno de los compañeros de Mahoma) con un demonio, recitar el versículo Al-Kursi en árabe (Corán 2:255) nos provee de una poderosa protección contra los Yinn.

Asimismo, el profeta Mahoma indicó: “No hagan de sus casas tumbas, pues Satanás evade una casa en la que se recita Al-Baqarah (el capítulo 2 del Corán).” (Narrado en Sahih Muslim).

Estos dichos proféticos y aleyas en árabe son algunos ejemplos de cómo un musulmán puede protegerse de los Yinn. El Islam enseña a lidiar con todas las creaciones de Dios, no sólo los Yinn; y el verdadero musulmán no debe temerle a Satanás ni a los Yinn, ya que el Islam enseñó sobre ellos y cómo protegerse de su perjuicio.

Finalmente, en [1] termina concluyendo que el mundo de los Yinn es tanto siniestro como intrigante. Al entender ese mundo podemos explicar cuantiosos misterios y asuntos que nos rodean, y al hacerlo evitamos los extremos a los que mucha gente acude. Nada es más extremo que la adoración de otros además de Dios. Al cultivar el monoteísmo de Dios nos defendemos de los aliados escondidos de Satanás:

Él [el demonio] y sus secuaces os acechan desde donde vosotros no los veis”. (Corán 7:27)

En [3], en una entrada del blog de  Hamed Enoichi, se nos aporta más información sobre estos curiosos además de contarnos algunas de sus experiencias al respecto:

Hamed Enoichi
Hamed Enoichi

Dios les dijo a los genios (Yinn) que debían postrarse ante y se postraron todos excepto Iblís, que era un genio que había adquirido la categoría de Ángel aunque en esencia fuese un genio. Los humanos y los genios poseían libre albedrío, pero los ángeles no: en su naturaleza no está permitido desobedecer a Dios. Iblís no quiso postrarse porque era mejor que él.  Él fue creado del fuego mientras que Adán fue creado de barro. Es un genio que no quiere postrarse ante la mediocridad.

Cualquier musulmán de cualquier parte del mundo, sea conservador  o moderado, sea de la escisión del islam que sea, cree en los genios igual que cree en los hombres y en las mujeres. Los genios pueden ser  musulmanes o no serlo, se reproducen entre ellos como los humanos e incluso se enamoran  de humanos y practican relaciones sexuales con ellos mientras éstos duermen. Son los sueños eróticos, la “polución nocturna”. Los súcubos y los íncubos.  Los genios pueden usar cualquier forma. Pueden ser humanos, el abuelo que te encuentras pidiendo limosna, la niña que llora porque se ha perdido en el parque. Pueden ser un árbol, una cabra o el agua que baja por la ladera de un monte. Ser musulmán es vivir en un “Sexto sentido” constante. Es como los extraterrestres de “Men in Black” que viven en la tierra y que se hacen pasar por humanos.

Hamed Enoichi, en [3], prodigue diciendo que la figura del genio siempre ha estado sometida al hombre. En la cultura popular muchos genios son encerrados en lámparas mágicas y usados para servir con sus poderes a los humanos y así, el ser de fuego es sometido al antojo del ser de arcilla. Es una buena alegoría.

Comparten mundo con nosotros, pero si nuestro mundo fuese en dos dimensiones, el de ellos es en cuatro; por eso nosotros no los vemos pero ellos a nosotros sí. Poseen a los hombres por diversión, por venganza, por maldad, por amor e incluso por compasión al verles tan limitados. Tienen poderes que nosotros ni imaginamos.

mujer bereber
Mujer Bereber

Hamed, nos relata relata en primera persona: “Yo sólo creo en los genios cuando voy a Marruecos y no sé explicar exactamente el porqué, supongo que es porque absolutamente todo el mundo cree y al creer se ha convertido en una realidad. Creo que funciona como la hipocondría, una hipocondría colectiva donde todo se somatiza y se transmuta.  He visto allí cosas que aquí nunca he visto. He visto a hombres marroquíes negros, los Gnaua, danzar por la calle con los ojos en blanco mientras   se cortan con cuchillos y beben agua hirviendo de una tetera.  He visto a amigos enloquecer de la noche a la mañana, literalmente. He visto a gente despertarse con la boca torcida un día y permanecer así toda su vida. Una vez vi a un loco escondido en el garaje de debajo de mi casa abrirse la pierna con un cuchillo y arrancarse los hierros que le pusieron tras ser atropellado por una furgoneta, como si se tratase de un “Walking Dead”. Ese hombre a los 4 meses estaba corriendo otra vez. He visto a una vecina desplomarse en el salón de su casa, reír, cambiar la voz y hablar con su abuela en un bereber perfecto cuando ella no sabe bereber. Su abuela hablaba con ella y ella (o lo que fuese) le dijo que buscaba a su hija y que no abandonaría el cuerpo hasta que no se la devolviesen, entonces su abuela se enfadó y empezó a decirle cosas que yo no entendía hasta que se marchó. En el norte de Marruecos estas creencias están más arraigadas, ya que los Bereberes aún conservan rituales y creencias paganas, así como brujería. Sé muy bien lo que vi. Soy un hombre escéptico, pero sé muy bien lo que vi. A mi me cuenta otra personas estas cosas y lo primero que le diría sería “No bebas más”, pero tengo muy claro lo que vi. Cuando una sociedad está sometida a una presión y a un hastío brutal y el ambiente está cargado de depresión, pasan cosas muy extrañas.”

Hamed también nos cuenta que ser musulmán es algo que conlleva fe absoluta. Dice que es duro pensar que el hombre que te ha pedido un vaso de agua no es humano o que tu perro no es un perro, o que el niño que te pide unas monedas en la calle tiene 745 años. Así mismo, saber que un árbol te está observando en la oscuridad y que piensa qué hacer contigo asustaría a muchas personas; o que tu gato, que está entre tus piernas, está viendo a un genio enfrente de ti que te observa mientras le rascas la cabeza al felino.

Hay cosas que no se pueden explicar, como lo que le pasó a Frau Troffea en Estrasburgo en el año 1518: Un día se despertó y empezó a bailar incontroladamente sin motivo aparente por una calle de Estrasburgo. Al día siguiente le siguieron unos cuantos. Al día siguiente otros cuantos más y así hasta unas 400 personas que estuvieron bailando un mes sin parar hasta que murieron de inanición, derrames y fallos cardiovasculares.

Finalmente, en [3], Hamed concluye: “Yo creo en los genios, sé que están aquí aunque no se dejen ver. Aunque algunos los hayan utilizado, sé que están aquí, entre nosotros, aunque nadie crea en ellos. La gente a la que admiro son genios, no me cabe la menor duda. La única forma de acabar con los genios es no creer en ellos y yo creo en ellos: Pueden ser mendigos o toros. Pueden ser escritores o árboles. Poetas o peces. Pueden ser pintores, escultores o delfines. Ladrones o músicos. Puede ser la mujer con la que sueño cada noche.”

Un abrazo.

Mr D.

 

Fuentes:
[1] “El Mundo de los Genios (Yinn)” –  http://www.islamreligion.com/es/articles/669/
[2] “9 Preguntas sobre los Yinn, respondidas por Sheikh al Fauzán” - 
http://perlasdelislam.blogspot.com.es/2012/06/9-preguntas-sobre-los-yinn-respondidas.html#sthash.laES4ado.dpuf
[3] “El peso muerto (IV) – Genios”. Hamed Enoichi -
http://www.entretantomagazine.com/2013/05/24/el-peso-muerto-iv-genios/

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

4 Responses to Los Genios o Yinn (Jinn o Djinn)

  1. genial”, muy buen aporte D”. me gusta buscar info acerca de ellos y para mi sorpresa nunca encontré un aporte como este,. que ahora me abre mas conocimiento al respecto. :) espero encontrar lo que busco,.. y dominar un sentido puro y filosofico en mi camino. “gracias”
    y si pudieras brindarme alguna info,, adicional me ayudarias mucho.

     
  2. Deeeva says:

    Una vez entraron a robar a mi casa, yo estaba durmiendo en el salon, y no paso nada.El caso es que al dia siguoente soñe con una mujer robusta que llevaba un vestido negro plisado, y sus ojos estaban tapados y cuanfo intente mirarla me dijo que no lo hiciera, me fije que tenia los labios pintados de negro y que tenia un simbolo tatuado en la barbilla, me hablo y me dijo que queria ser mi amiga, yo obviamente le dije que no, que me daba miedo, y me dijo que no me haria daño, y que era lo minimo que podia hacer despues de hacerme invisible ante el opresor, este sueño se lo coemente encima a mi madre y me dijo que me habia visto esa noche habalndo sola.ELLA ERA UN DJINN?suele visitarme en mis sueños pero nuna me ha hecho daño.

     
    • Hola Deeeva, interesantísima tu aportación a este tema. La verdad es que no tengo respuesta a tu pregunta, podría ser que fuera un Djinn, aunque creo que ellos se identifican más con el género masculino, si no recuerdo mal. Podrías preguntárle a ella qué es, si te comunicas en sueños. Por cierto, ¿de qué país eres?

       
  3. hola muy buen posteo..yo soy musulman y estoy muy contento con la exactitud de tu informe..esta es la lucha del islam “con uno mismo”..el tema es que al no verse la gente no cree..pero el islam te prepara para que luches contra ellos (esta batalla es reconociendo sus cosas mas infimas)no una batalla de guerra..es invisible pero es lo que hoy en dia esta surgiendo el mal por que nadie esta preparado para erradicar estos”djinns”..que dios los proteja a todos pero les recomiendo la unica manera para evitar a los djinns es ser musulman..alhamdulillah.-

     

Email
Print