+menu -


Ahorro en la factura eléctrica. Primera Parte: Comprender factura, análisis consumo, iluminación LED

ahorrar factura eléctricaHace ya casi dos meses, y fruto del estudio de ahorro energético y de recursos en una casa que llevo realizando en los últimos 3 años aproximadamente, decidí enfocarme en reducir drásticamente el ahorro eléctrico en la casa, sin tener que invertir en energías renovables de autoabastecimiento como la solar o eólica debido a la importante inversión inicial en equipamiento que requieren (de energía libre ya ni hablamos…). En el autoabastecimiento, la cosa cada vez va a peor, ya que el gobierno de España lo quiere penalizar fuertemente, y no se sabe con seguridad si con la prohibición del autoabastecimiento (como asegura Roberto Centeno en esta entrada que publiqué) o bien con la obligación de pagar un canon por la energía que se deja de consumir de la compañía eléctrica correspondiente. Digo que no se sabe con seguridad, porque actualmente existen varios borradores, tanto de la ley del sector eléctrico español como de un real decreto de autoconsumo. Sea como sea una cosa parece estar clara, y es que quieren desanimar, penalizar e incluso prohibir el autoabastecimiento de energía. Pues bien, sin tener que recurrir de momento al autoabastecimiento, como decía, me enfoqué en cómo reducir drásticamente el consumo eléctrico de la casa. Lo primero que hice fue una cosa muy simple; tratar entender la factura eléctrica. Sin avergonzarme de decirlo, esto ocurrió hace aproximadamente hace como unos 4 años, momento en el que por fin aprendí a desglosar y entender todos los conceptos de la misma. Creo que en la vida hay que agradecer todo lo que nos sucede, y la crisis no iba a ser una excepción, en este caso gracias a ella tuve que entender bien la factura

para que una vez conseguido pasar al siguiente paso, la reducción del importe de la factura. Pues bien, seguro que al buscar por internet existirán un montón de páginas y videos donde enseñan a entender la factura, yo simplemente os diré la información básica y más importante que necesitaréis comprender.

Paso 1: Comprender la factura eléctrica

Básicamente, en la factura eléctrica de una casa en España, existen dos conceptos, la Energía y los Servicios. En los servicios, lo más normal es simplemente tener el concepto de “alquiler de equipos de medida”, esdecir, el contador. La parte importante es la de energía, donde existen 3 subconceptos; Potencia facturada, Energía Facturada y el Impuesto de Electricidad. A veces, en otras facturas, aparece todo desglosado en cuatro conceptos; Consumo (Energía), Potencia, Impuesto Eléctrico y Alquiler de Equipos. El Impuesto de Electricidad, al que se le podría poner el apelativo de revolucionario, consiste en pagar un porcentaje del 4,864 sobre la suma de los conceptos de Potencia y Energía (Consumo), y luego el resultado lo multiplicáis por 1,05113, ¡ole sus huevos!. Es decir, que al final el impuesto queda en un 5,11 %, pero es más bonito hacerlo así para que no cante tanto a la vista. Y diréis, ¿pero si al final del todo nos van a meter el IVA? Y efectivamente, veremos que al final, a la suma de todo, nos meten el IVA, es decir, un impuesto aplicado encima de otro impuesto. Me parece que Gandhi llevaría ya bastante tiempo aplicando la desobediencia civil al pago de impuestos en España, por razones obvias. Pero volviendo a la factura, nos quedarían los subconceptos de Potencia y Energía (Consumo). La Potencia sería lo que pagamos por poder consumir hasta una determinada potencia eléctrica máxima, y se aplica con un valor en céntimos por día y por kilowatio hora factura electrica ib

Conceptos de una factura eléctrica con una compañía eléctrica española

(kWh). Es decir, si por ejemplo tenemos contratada la potencia de 4,6 kWh, pagarías X céntimos multiplicado por 4,6 multiplicado por el número de días de la factura, hayas consumino algo o no hayas consumido nada. Es el coste fijo de la factura, independiente del consumo. Éste es el subconcepto que recientemente subió el gobierno, creo que en agosto del 2013, en el mejor de los casos un 60 %, y que ha hecho que haya aluviones de llamadas en las compañías eléctricas pidiendo una bajada del término de potencia. Finalmente, nos quedaría el subconcepto de Energía (Consumo), que son los kWh que realmente hemos consumido en el perido de la factura.
Bueno, una vez entendida la factura (no entraremos en otros conceptos que pueden aparecer en facturas puntuales como pueden ser los peajes, porque eso es ya para un máster…) el siguiente paso es reducir el consumo eléctrico lo máximo posible, sin que tengamos que sacrificar nada de la que casa que sea necesario, o por lo menos eliminar aquellos consumos que aunque os parezca mentira no sabemos que tenemos.

Paso 2: Análisis del consumo eléctrico

La primera cosa que debemos literalmente de prohibir es el uso de radiadiores eléctricos. Alguien me comentó, que en algún país nórdico incluso estaban prohibidos por ley, debido al derroche bestial de energía que realizan. Nada más y nada menos que meter un chorro de electrones a granel, la corriente eléctrica, sobre una resistencia, que lo hace básicamente es obstaculizar ese flujo provocando fricción y calentamiento del material, para calentarnos. Una buena idea si la electricidad rebosara por todos los lugares y fuera gratuita, algo que en estos momentos no sucede, pero tiempo al tiempo ;-) . En este paso una idea muy buena es hacerse una hoja excel (o en una simple hoja de papel con calculadora al lado) donde aparezca una lista de todos los electrodomésticos, aparatos eléctricos e iluminación que tengáis en la casa, con la potencia que consume cada uno y cuánto tiempo los usáis en un mes (o en dos meses si la factura es bimensual). Cuando hagáis la lista, os sorprenderéis de la cantidad de aparatos que no érais conscientes que estaban en esa parte de la casa encendidos, algunos de ellos 24 horas al día, como puede ser el caso de un equipo de música en standby (con la lucecita encendida). Recordar que aunque los aparatos que estén en standby consumen muy poco, debido a que están todo el día encendidos al final el consumo de la factura puede verse incrementado en varios puntos procentuales. (¿para qué vamos a darle ese dinero a una compañía que se lucra con nosotros si lo podemos destinar a otro uso?). Os anexo una lista que hice, con algunos de los aparatos de la casa, para que veáis una posible forma de hacerlo.

tabla consumo electrico
Tabla de consumo eléctrico en una casa, antes de comenzar el ahorro eléctrico.

Como podéis ver, la forma típica de calcular los KwH en un mes en cada línea (suponiendo factura mensual)  es poner el consumo del tipo de aparato en Watios Hora. Éste valor normalmente se puede conseguir en una etiqueta que suele venir en el propio equipo o en el transformador del mismo, por ejemplo en el caso de un ordenador portátil. Es el consumo del aparato en una hora. Después pondríamos el número de aparatos que hay de ese tipo, cuántas horas está encendido en un día, y el número de días que se enciende en un mes (según podéis ver en la hoja de cálculo). Al multiplicar el consumo en una hora por el número de horas y por el número de días en un mes nos daría el consumo mensual, es decir, wH/mes, que al dividirlo por 1000 nos dan los famosos KwH/mes que aparecen en la factura. Ésta es una forma sencilla de calcularlo, lo que pasa es que hay aparatos como por ejemplo un congelador o un frigorífico que se apagan y se encienden de forma intermitente, por lo que es difícil de calcularlo así, por lo que tendremos que ir a las instrucciones del fabricante. Sea como sea, lo importante es obtener el valor mensual de los KwH de cada línea de la tabla.

Vais a ir viendo que a medida que vayáis completando la tabla con todos sus datos, de forma inmediata observaréis como en esos días apreciáis más cuando encendáis un aparato y sobretodo limitaréis más su uso al extrictamente necesario. En algunos casos limitaréis su uso y en otros casos incluso desconectaréis aparatos que no son necesarios pero que estaban en modo standby por rutina. Os aconsejo utilizar regletas en los lugares donde tengáis varios aparatos para que a la hora de iros a dormir o cuando salgaís de casa y vayáis a estar todo el día fuera podáis desconectar simplemente la regleta y todos los aparatos queden apagados, de estar forma os ahorráis el consumo en standby. Es importante también la lavadora en programas con agua fría, dado que los programas de agua caliente hacen uso de la famosa ineficiente resistencia para calentar el agua, al igual que pasa con el lavavajillas.

Vamos a centranos ahora en la iluminación, en donde deberemos minimizar el uso de halógenos en la casa, ya que son las bombillas que más suelen consumir, dado que al consumo de la propia bombilla hay que añadir el transformador que lleva cada una. Como ya sabréis los halógenos trabajan con corriente continua, a 12 Voltios, por eso la necesidad del transformador.

Paso 3: Incorporación paulatina de LEDs a la vivienda.

Lo ideal es sustituir poco a poco las luces por iluminación por bombillas LEDs, y digo poco a poco porque la inversión puede tardar en amortizarse varios años si las luces que se sustituyen no se utilizan muchas horas al día. Lo mejor es empezar a sustituir los halógenos y las luces de filamentos que utilicemos mucho. Cuando compréis los LED (hay muchos sitios por internet) recordar mirar no sólo los watios que consumen sino también los luxes. No suelo recomendar marcas pero en este blog me voy a lanzar a recomendar el sitio donde yo suelo comprar los LEDs por internet, ya que de momento me han dado muy buen resultado, se llama miniinthebox.com (anexo algunas capturas de imágenes de LEDs que recomiendo, sin responsabilizarme de nada, sólo doy mi opinión en base a mi experiencia). Realizan el envío de forma gratuita independientemente de la cantidad comprada aunque en ese caso puede tardar hasta tres semanas en llegarte. También te puede llegar en 24 horas si haces un pedido superior creo que a 32 €. De momento yo he sustituido ya más de la mitad de los halógenos de la casa. Al sustituirlos, la primera decisión a tomar es si vais a quitar el transformador o vais a dejarlo, porque requeriréis un LED u otro. Lo más sencillo es dejar el transformador y cambiar simplemente la lámpara. En este caso necesitáis un LED MR16 con base GU5.3 con una potencia mínima de 3 Watios, aunque es preferible poder llegar a los 5 W (siempre que nuestro bolsillo lo permita), que equivaldría aproximadamente a una halógena de entre 35 y 60 Watios, dependiendo de las siguientes características que veremos a continuación. Algo muy importante a tener en cuenta para la elección de la bombilla LED es los lúmenes, para poder estar más seguros que dará la misma luz que la halógena que va a sustituir. En este caso si conseguimos llegar a los 500 lúmenes podemos estar hablando de prácticamente la misma luminosidad que un halógeno de 60 watios.espectro luces kelvin equivalencia LEDS

Puede que nada más encenderlo, el LED tenga sólo 240 lúmenes (como son los que yo tengo) pero a los pocos segundos va aumentando la intensidad lumínica y se llega incluso a los 550 lúmenes, por lo que con estos LEDs podemos sustituir a halógenos de 60 watios, sacrificando muy poca luminosidad, sobretodo en el encedido inicial. Y sólo nos quedaría la parte estética de la luz, que puede cambiar bastante el precio. En mi caso, detesto las luces blancas frías, que suelen ser las más económicas, por lo que suelo elegir el color más parecido al de un halógeno o una bombilla de filamento, es decir, blanco cálido, con una temperatura de color de entre 3000 y 3500 ºK (grados Kelvin), nunca mayor de 3500ºK porque va siendo cada vez más fría. De esta forma, os presento la bombilla LED que cumple todos estos requisitos y al precio más económico que he visto, poco más de 8 €.LED blanca tibia

Sin embargo, y mientras escribía la entrada he visto que han bajado el precio a otra bombilla de calidad superior, por lo que también os la anexo aunque todavía no la he probado, pero es la que pediré a partir de ahora. Estamos hablando de 6,5 Watios, y 620 lúmenes iniciales, blanco cálido, al mismo precio que la anterior.

LED blanca tibia modelo2

Por supuesto que podéis conseguirlos más baratos, a mitad de precio incluso, si sacrificáis watios y con luz más fría. Una última cosa, al comprarlos no se incluye ningún impuesto, por lo que al llegar el producto puede que tengáis que añadir el correspondiente impuesto de cada país y tasas de aduanas. Mi experiencia es que con pedidos inferiores a 20 euros no se suelen aplicar estos cargos, pero os lo aviso para que no os llevéis un susto como me sucedió a mí con un pedido que hice de casi 100 euros.

Simplemente cabe añadir que para ahorrar aún más electricidad se podría quitar también el transformador (aproximadamente se ahorra 12 watios más), lo que nos llevaría a otro modelo de LED, el de base GU10, por lo que lo único que habría que cambiar es este tipo de conector para conectar el LED. Es decir, habría que quitar toda la instalación de los halógenos (excepto la parte decorativa exterior), incluídos los transformadores, y comprar un conector. LED blanca tibia modelo3

Estoy viendo que están más o menos al mismo precio que las anteriores, por lo que podrían ser preferibles para ahorrar más electricidad, pero yo todavía no las he probado. La única pega que he visto en estos LEDs es que en las características no dan el valor exacto del color, hablan simplemente de blanco cálido, ¿quizás porque no estén muy perfeccionadas? Desconfiad de todo lo que no quede por escrito en la hoja de características. También leí por internet que este tipo de bombillas era más fáciles que se fundieran, imagino que porque tienen el transformador integrado en el propio casquillo y quizás hay más puntos de fallos. Agradecería comentarios de vuestras propias experias con los LEDs.

Sólo cabe añadir en este paso un comentario sobre las lámparas fluorescentes de bajo consumo que se pusieron de moda hace años, pero que demostraron ser perjudiciales para la salud por su peligroso contenido en mercurio, que puede liberarse al ambiente al rompenser la misma. En mi caso, poco a poco voy quitándolas, sobretodo si están dentro de la casa y son lugares donde paso mucho tiempo. En el exterior no hay que preocuparse tanto dado que al haber ventilación si se rompieran el flúor se liberaría al medio ambiente y no es tan probable que lo absorvamos. Lógicamente, también hay que preocuparse por el medio ambiente, pero siempre que nuestro bolsillo nos permita otras posibilidades. La sustitución de estas bombillas para mí tendrían la prioridad más baja.

Una vez que hemos aprendido a interpretar la factura eléctrica, hemos hecho una lista con todos los aparatos eléctricos y luces de la casa, hemos limitado el uso del equipamiento eléctrico al extrictamente necesario eliminando incluso algún que otro aparato y hemos hecho un plan en el adecuado en el tiempo de renovación de la iluminación de la casa, nos quedaría tocar uno de los aparatos eléctricos de la casa que más consume; la cocina vitrocerámica eléctrica.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

Email
Print