+menu -


Ahorro en la factura eléctrica, Segunda Parte: Sustitución de vitrocerámica eléctrica por vitrocerámica de gas

IMG_5228 (640x427) -portada

Paso 4: Sustitución de vitrocerámica eléctrica por vitrocerámica de gas.

Hace unos meses, y fruto de la gran subida del término de potencia de la factura eléctrica, como comentaba antes, quise hacer una bajada del término de potencia. En esos momentos tenía 4,6 kW y quería bajar al inmediato inferior, 3,45 kW. Para ver si era posible, calculé el momento que más aparatos y luces tenía encendidos, y sumé las potencias en Watios. Me di cuenta que no era posible realizar la bajada, dado que saltaría muchas veces el interruptor al superar el límite de potencia. ¿cuál era el equipo que me estaba impidiendo realizar la bajada del término de potencia? Pues simple y llanamente la cocina vitrocerámica eléctrica. Normalmente, desde hace ya bastantes años, las cocinas se suelen equipar con vitrocerámica eléctrica, sobretodo por la comodidad de que calientan rápido y luego la facilidad de limpieza, al ser una plancha de vidreo templado. La opción sería sustituirla por una de gas, gas butano en concreto, bueno se debería hablar mejor de gas licuado (GLP), porque realmente es una mezcla de gas butano y propano (en España tiene más propano que butano), pero normalmente así es como se la conoce en términos coloquiales, y suele ser de color naranja. Algo que me enteré hace poco es que el gas de la bombona se saca a a partir del petróleo, y claro, la pregunta siguiente fue ¿cómo puede ser entonces que esté mucho más barato que el petróleo? La respuesta como sabéis es que la bombona está subvencionada desde hace muchos años, al parecer desde la época del dictador Franco. Además de los inconvenientes de la cocina de gas de menos facilidad para limpieza y quizás de estética, el principal inconveniente es que pasamos a tratar con gas, por lo que tenemos que leernos bien la normativa de seguridad al respecto en temas de ventilación adecuada del lugar, tipos de instalaciones y sus requisitos, lógicamente en cada país e incluso zona geográfica la legislación puede que cambie. También hay algo importante que debo advertir, si hacéis vosotros mismos la instalación de la cocina a gas debéis llamar a una empresa o una persona que conozcáis que os certifique la instalación para que no exista ningún problema. Si tuviera que resumir lo más importante a tener en cuenta en aspectos de seguridad con el gas es que debemos tener una rejilla de ventilación en una pared y cerca del suelo, dado que el gas butano y propano pesan más que el aire, y luego el armario donde esté la bombona debe estar bien comunicado con el exterior por si existen fugas. Pero repito, leer la normativa actual en cada país (en sudamérica imagino que os estaréis partiendo de risa, ya que he vivido en varios países y sé cómo se funciona, pero es que aquí en europa si no haces estas recomendaciones puede que te empapelen, por eso la gente a veces no se mueve un ápice del sistema…).

Pues una vez que me decidí a cambiar al gas, me puse a buscar por internet y me sorprendí del gran número de cocinas vitrocerámicas a gas que encontré, y que incluso a nivel estético eran muy similares o más bonitas que una vitrocerámica eléctrica. Después de mucho buscar me decidí por una marca muy bien de precio y de una buena calidad. En esta entrada definitivamente rompo mi tendencia de no dar marcas. La marca que compré fue Beko, una marca turca.Terminé de decidirme gracias al blog de Antonio Sánchez, una persona que había sido durante muchos años técnico de mantenimiento de esta marca, y daba todo tipo de recomendaciones y datos técnicos. Éste es su blog. Según su opinión esta marca es totalmente fiable y no tiene nada que envidiar a otras grandes marcas.

Algo muy importante en la elección de la cocina es que el hueco que tengáis en la encimera os sirva para encastrar la nueva cocina, la de gas. En el caso de la cocina que elegí, encajaba casi a la perfección, aunque lógicamente me aseguré de ello antes de comprarla.

dimensiones

Una vez que os llegue la cocina de gas, lo primero es desinstalar la eléctrica. Para ello, tendréis que vaciar y desmontar todos los cajones o muebles que tengáis debajo, para que os permita libertad de movimientos. Después se procederá a aflojar los tornillos de las abrazaderas que fijan la cocina a la encimera; éstos se encuentran en la parte de abajo de la cocina. Una vez desmontada, el aspecto de la encimera es el siguiente:

IMG_5217 (640x427)

IMG_5218 (640x427)

Desembalamos la cocina de gas y leemos las instrucciones de montaje del fabricante.IMG_5219 (640x427)

Lo siguiente que debemos hacer es colocar la junta de sellado alrededor del boder de la cocina, por la parte de abajo. Para ello lo mejor es seguir al dedillo las instrucciones del fabricante, dado que te dice a cuántos milímetros debe ir del borde exterior. En la siguiente foto podéis ver la junta ya puesta:

IMG_5221 (640x427)

 

El siguiente paso es encastrar la cocina a la encimera, asegurándonos bien que los fuegos están en el orden correcto, y fijar las abrazaderas. En la siguiente foto se puede ver una de las abrazaderas que ajusta la cocina a la enzimera por la parte de abajo:  IMG_5222 (640x427)

 

Bueno, pues ya hemos acabado la parte de fijación de la cocina a la enzimera. Ahora toca unirla a la bombona de gas. Para ello habrá que colocar el tubo de plástico homologado (lleva una fecha de caducidad) en la boquilla de la cocina, que aparece en la siguiente fotografía. El ajuste se realiza con una abrazadera que viene con el tubo.IMG_5223 (640x427)

 

Antes de meter el tubo en la boquilla de la cocina, es recomendable calentar un poco el tubo metiéndolo en agua caliente unos segundos o calentarlo ligeramente con un mechero. Aquí podéis ver como quedó la conexión:IMG_5224 (640x427)

 

El siguiente paso es llevar el tubo a la bombona. En mi caso tuve que hacer un agujero por el mueble que los separaba. Este tipo de instalación es de las más sencillas dado que al ser la cocina el único aparato de gas de la casa se puede conectar directamente la cocina a la bombona (con la válvula de seguridad de apertura y cierre, por supuesto)IMG_5225 (640x427)

 

Aunque la cocina es de gas, lleva incorporado el sistema de encendido eléctrico, por lo que deberemos conectar la cocina también a la red eléctrica. Y aquí viene un pequeño problema dado que el enchufe de las vitrocerámicas eléctricas suele ser diferentes a los del resto de la casa, debido imagino a la cantidad de amperios que debe aguantar. Es de éste tipo:

IMG_5227 (640x427)

 

Por lo tanto, o bien cambiáis este enchufe, o bien cambiáis el enchufe macho que viene con la cocina para que entre. Yo me incliné por la segunda opción, por lo que hay que cortar el enchufe que viene e instalar otro que compré en una ferretería (por cierto, me decían que muy poca gente había hecho este cambio, normalmente el cambio es de gas a eléctrica)IMG_5226 (640x427)

Y finalmente, ya la tenemos totalmente montada y operativa.

IMG_5228 (640x427) -portada

No me diréis que no merece la pena, además de ser una preciosidad, de que la comida sale mejor ya que así es como se cocina en los restaurantes, encima nos ahorramos una pastita en el consumo eléctrico así como poder bajar más la potencia contratada.

Paso 5: Resultados del ahorro

Es muy importante que tengamos una estimación inicial del ahorro que nos puede suponer hacer los cambios anteriores, y sobretodo que vayamos haciendo un seguimiento del consumo y de los importes de las facturas para corroborar que efectivamente nos han sido rentables los cambios. Inicialmente, sin ningún número ni cálculo sobre la mesa, y viendo lo que ha estado pasando en los últimos cinco años, donde los datos más optimistas hablan de una subida de la electricidad de un 80 %, otros incluso lo cifran en un 300 %, podemos afirmar que los cambios anteriores, a medida que pase el tiempo, serán cada vez más rentables, al ir subiendo el precio de la electricidad. Sin embargo, en mi caso os pongo los números estimados del ahorro previsto con los cambios efectuados:

tabla consumo electrico optimizado
Tabla de consumo eléctrico en una casa, después de optimizar el ahorro eléctrico.

 Cabe decir, que de todas las luces de la casa solamente se han cambiado 4 halógenos por bombillas LED, pero como ya dije estos cambios hay que hacerlos de forma progresiva debido al coste de los LEDs y a otra cosa importante que se me olvidó comentar, su incertidumbre tecnológica ya que debido a que llevan tan poco tiempo todavía no se saben exactamente sus horas de vida reales y su fiabilidad. Otra cosa a tener en cuenta en la tabla son los equipos que pueden distorsionar la tabla debido al periodo temporal considerado, en este caso estamos considerando el invierno y vemos cómo aparece la calefacción con caldera de biomasa (la parte eléctrica de la turbina, sinfín y ventiladores). En verano podría suceder algo similar pero con el aire acondicionado o con ventiladores, o incluso con bombas de limpieza del agua de la piscina si es que existe. Sea como sea, podemos ver que el ahorro energético fruto de este plan de contingencia nos produce un ahorro estimado ya del 33 %. En la tabla inicial estábamos hablando de un consumo 275,37 Kwh/mes, y una vez inciada la optimización tenemos un valor de 185,43 Kwh/mes.

En el siguiente gráfico podéis ver la evolución de las facturas eléctricas desde febrero del 2012 (bimestrales), momento en el cual estaba obteniendo la electricidad de una de las empresas probablemente más estafadoras del mercado eléctrico español, y me temo que internacional (por lo que he oído que hacen en otros países de sudamérica, donde incluso conceden créditos de consumo que la gente va pagando con intereses acumulados en las siguientes facturas. Negocio redondo, ya que si no pagas el crédito te cortan la electricidad, con lo que mucha gente queda atrapada en un círculo vicioso teniendo que pedir créditos nuevos para pagar los intereses de las facturas). En el gráfico podéis ver un pico muy grande en la factura de abril del 2012, es debido a que pagué la novatada de conectar bastante un par de radiadores eléctricos. En ese momento tomo cartas en el asunto, y en junio del 2012 comienza a notarse el ahorro eléctrico básico, lo que produce una contundente bajada en la factura de agosto y octubre del 2012. Hasta estos momentos la potencia que tenía contratada era nada más y nada menos que de 5,75 Kw, totalmente sobredimensionada, y en diciembre del 2012 realizo la bajada a 4,60 Kw, por lo que la factura se incrementa ligeramente al cobrarte una cantidad por el cambio, así como porque hay una actualización de peajes de la electricidad (también el IVA había subido 2 puntos en septiembre). En junio del 2013 se refleja el cambio a otra compañía, EDP, lo que produce una buena bajada en el precio de la electricidad. Sin embargo, en las siguientes facturas se puede ver una subida de las mismas, producida sobretodo por la gran subida que se produjo del término de potencia. A finales de noviembre hago el cambio de la vitrocerámica eléctrica por una de gas, a la par que bajo el término de potencia a 3,45 Kw, por lo que en la factura de diciembre no se nota todavía el ahorro por término de potencia además de que me cargan en cambio y se nota ya de lleno la subida del precio del término de potencia. Pero la factura donde se va a notar realmente el cambio de la vitrocerámica y de la bajada de potencia va a ser la del mes de febrero del 2014, que según mis estimaciones y viendo la lectura actual del contador puede llegar a ser de unos 75 €, para dos meses, por lo que parece que estaríamos tocando suelo en el ahorro eléctrico máximo posible. En la gráfica lo he puesto de color amarillo.evolucion factura electrica

Los siguientes pasos para ahorrar más energía sería ir sustituyendo, como decía, el resto de bombillas de filamento por bombillas LED. En este punto quiero hacer una recomendación sobre la salud. Recordad que los LED (esto aplica también a los halógenos) necesitan un transformador al trabajar en corriente contínua, y que los transformadores, debido a tener un gran enrollamiento de hilo de cobre, generan grandes campos magnéticos sobretodo en las inmediaciones (hasta 30 cm, 50 cm, o incluso 1 m, dependiendo de la potencia del transformador) del transformador. Pues bien, evitar estos transformadores, sobretodo para los niños, en lugares donde vayáis a pasar mucho tiempo, como puede ser por ejemplo al lado de la cama, en un sofá. Hay lámparas LED que poseen el transformador al lado del enchufe, siendo mucho más seguras, mientras que otras poseen el transformador al lado de la bombilla, algo no muy bueno dado que la bombilla la tendremos más cerca del cuerpo. Si bien todas las recomendaciones que he dado en la reducción del consumo eléctrico se pueden encontrar en muchos sitios (quizás he querido plasmar mi experiencia propia, no teorías), la gente olvida los efectos perniciosos de los transformadores en la salud humana. Recordad que está más que demostrado la generación de tumores cerebrales por estos fuertes campos magnéticos, y que los aparatos eléctricos con los que más cuidado hay que tener son los que acercamos más al cuerpo, como es el caso de un secador o de cualquier aparato que tengamos en la mesilla de noche que posea un transformador (por ejemplo, una radio despertador). Como recomendé anteriormente, una de las formas de evitar ésto al dormir es conectar todos los aparatos de la mesilla a una regleta con interruptor, y al acostarnos apagar el interruptor, por lo que todos los transformadores quedan desconectados. Podríamos seguir dando recomendaciones y meternos en campos como la geobiología o el fengshui, pero eso sería tema para otra entrada.

Bueno, espero que os sirva mi experiencia, y por favor podéis hacer comentarios o preguntas. Lo importante es que entretodos nos ayudemos en estos momentos de crisis, el cual puede ser un gran momento para apreciar el valor de los recursos y hacernos más creativos, a parte de ingeniosos a la hora de ahorrar dinero. Como suelo decir, prefiero ahorrar en las facturas aunque tenga que trabajar más en casa, a tener que trabajar más fuera porque tengo que pagar más en las facturas.

Un abrazo.

Mr D.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

3 Responses to Ahorro en la factura eléctrica, Segunda Parte: Sustitución de vitrocerámica eléctrica por vitrocerámica de gas

  1. Ahora ya no se puede utilizar goma para conectar placas de encastrar, no hay más remedio que usar tubo rígido con soldadura o rosca. Es más trabajoso, pero si nos hacen una revisión no nos la autorizan si tiene tubo flexible.

     
  2. milagros Rodríguez l says:

    Donde se puede conseguir una cocina de estas gas vitro????

     
    • Hola Milagros,
      yo la compré por Internet y me la enviaron a casa. Hay varios proveedores, busca uno fiable y que te compense el transporte.

      Un abrazo.

      Mr D.

       

Email
Print