+menu -


Ataques en París: creación de pensamiento único con el miedo

parisCuando se habla del poder de los medios de comunicación desde el punto de vista político, a la gente se le llena la boca de ideología condenando la manipulación de diversos medios de derecha o de izquierda, o incluso que defienden a los bancos o al sistema capitalista. Esas mismas personas, entre las que me incluyo muchas veces, se preguntan cómo es posible que la gente pueda estar manipulada y creerse las informaciones de esos medios que permiten al final que los partidos políticos apoyados por los mismos estén arriba en las encuestas electorales. Pues bien, señoras y señores, en un acontecimiento como el ocurrido esta noche en París es dónde se puede ver el verdadero poder absoluto que tienen los grandes medios sobre el control de la opinión de las masas. Una vez más, como ocurrió anteriormente en París, veremos retransmitir una y mil veces en esos grandes medios la versión oficial, acompañada de imágenes e informaciones que provocarán en las personas a las que se dirige emociones de miedo y desesperación ante lo ocurrido. Esa versión oficial irá calando y las personas irán repitiéndola una y otra vez hasta aprendérsela. El miedo y la desesperación, que finalmente desencadenará en odio, evitará que las personas utilicen su libertad para reflexionar sobre lo que está sucediendo y analizar las informaciones de forma objetiva. La versión oficial llevará al establecimiento de un pensamiento único, por lo que las personas que habiendo reflexionado tengan una opinión distinta de la versión oficial serán desprestigiadas y ridiculizadas, sino atacadas con insultos o incluso en casos extremos con agresiones físicas. Y lógicamente, cuando hablamos de versiones distintas a la versión oficial tenemos que referirnos a las ya famosas operaciones de falsa bandera, término que se dio a conocer sobre todo después de la masacre del 11S, donde si no fuera por la cantidad de víctimas inocentes que fueron asesinadas, clama al cielo el ridículo tan espantoso en que quedó la versión oficial ofrecida por el gobierno de Bush; simplemente como ejemplo recordemos que encuentran intactos los pasaportes de los terroristas entre las ruinas pero las vigas interiores de las torres fueron desintegradas por el fuego del incendio (algo por cierto que jamás en la historia ha logrado producir un incendio), pero resulta que varias de esas personas inculpadas estaban vivas y en otras partes del mundo en el momento de los ataques. Todas las contradicciones que se pueden encontrar en este tipo de sucesos, son silenciadas por los grandes medios, donde se trabaja al servicio del poder, premiando al que retransmite la versión oficial y dejando a un lado a los periodistas que intenten tirar de hilos que puedan desvelar otro tipo de intereses en dichos sucesos. Recordemos también en los pasados atentados de París de enero, donde se apreciaba claramente en varios videos como los terroristas disparaban con un arma automática de gran calibre (no recuerdo ahora si era un AK47 o un Kalashnikov) a cortísima distancia a un policía que estaba en el suelo, y se veía claramente cómo el impacto daba en el suelo al lado del policía (se levantaba polvo del suelo). No estoy diciendo que el policía no muriera, oficialmente murió, pero, ¿cómo explicar lo que aparecía en las imágenes del video, lo que veían claramente nuestros ojos? Expertos en armas que analizaban el video decían que si un proyectil de aquel calibre disparaba sobre una cabeza el daño producido sería mucho mayor del que se apreciaba en el video, donde el impacto no producía a penas daños, ni si quiera se apreciaba que el impacto salpicara de sangre el suelo, no digamos ya que el cráneo saltara en pedazos. ¿Por qué ningún periodista se fijó en esto?, no sólo eso, sino que la gente que lo comentaba por twitter fue difamada y desprestigiada públicamente como fue el caso de Willy Toledo. Los que me leáis y escuchéis en mi blog sabréis que defiendo la verdad esté donde esté, en la izquierda, en la derecha, en el cielo o en el infierno, y soy tan defensor de la verdad en el caso del montaje independentista actual, caso claro de incumplimiento de la ley por parte de la partitocracia independentista catalana, donde no hay nadie que tenga legitimidad para votar el desmembramiento de una nación porque sencillamente tampoco votaron su creación, ni los habitantes de la región catalana ni tampoco los habitantes de España. Pero a su vez dejo clara mi admiración por los movimientos que nacen del pueblo como el movimiento bolivariano en Venezuela, que son capaces de enfrentarse al orden mundial establecido y ofrecer alternativas, aunque eso no me hace criticar los errores de ese movimiento que pasado el tiempo se convierte en régimen, pero le respeto profundamente dado que la mayoría de ese pueblo lo ha elegido elección tras elección y al final es problema de ese país. Pero volviendo al tema de los atentados en París, donde ya llueve sobre mojado, habrá que estar pendientes de las posibles filtraciones de noticias que se salgan de la oficialidad para poder ver si se ha podido tratar de un atentado de falsa bandera. Parece que cuando sucede un atentando de estas características lo primero que tienes que hacer es condenarlo, ya que es lo primero que hacen los líderes políticos en todos los grandes medios, por tanto la gente tiende a repetir lo que ven. Pues bien, que yo sepa a quien compete condenar es a los jueces, los ciudadanos deben informarse de todos los medios que tengan disponibles para llegar a la verdad, para hacerse una idea de lo que realmente ha ocurrido y evitar ser manipulados por todos los posibles intereses ocultos en estos acontecimientos, y eso sí, exigir justicia. ¿Qué persona en su sano juicio estaría de acuerdo en una masacre del calibre de la acontecida en París en la pasada noche y madrugada?, lo ridículo es tener que dejar plasmado tu repulsa a dichos acontecimientos, el simple asesinato de un ser humano, sea quien sea ya debería producir repulsa a cualquier persona, e incluso añadiría a cualquier ser vivo como por ejemplo los animales de compañía. El atentado de falsa bandera lo que pretende es dar la apariencia de algo para llevar a la opinión pública hacia un objetivo, que de otra forma, sin el atentado, sería muy difícil conseguir de manera natural. Es por eso que quienes más han estudiado este tipo de atentados en la historia dicen que para saber quiénes pueden estar detrás de uno de ellos hay que preguntarse a quién beneficia. Y claro, tal y como está la situación actual en el mundo, puede haber muchos grupos o países a quienes les pueda interesar crear este caos en un país como Francia, centro de Europa. Inicialmente todo apunta a ISIS (Ejército Islámico), como ellos mismos ya han reconocido, pero la pregunta es si estos grupos pueden introducirse en Europa tan fácilmente, organizarse sin poder ser neutralizados por las fuerzas de seguridad y servicios secretos. Estamos hablando de realizar casi diez atentados prácticamente de forma simultánea en el centro de una gran ciudad, con armas automáticas y material explosivo, algo que no puede aparecer de la noche a la mañana en un país como Francia. De acuerdo, aceptemos inicialmente la versión oficial de que han sido terroristas de ISIS, ¿lo han hecho solos o han obtenido ayuda de algún servicio secreto de algún país? Hay más cosas que sorprenden, y es el hecho de que las fuerzas de seguridad francesas llevaran tiempo diciendo de que la pregunta no era si habría otro atentado después del sufrido en el de Charlie Ebdo, sino que la pregunta era cuándo. Es decir, ya daban por hecho que iba a haber otro atentado. Es lo mismo que está pasando en España, donde las fuerzas de seguridad “preparan” a la población para un posible atentado, ¿a nadie le extraña? Quizás en este mundo actual tan multipolar en el que hay tantos intereses sea muy difícil poder saber a quienes interesa este tipo de atentados, lo que sí sabemos es que este tipo de atentados producen mucho miedo en la población, ya que si lo pensáis los muertos son personas normales, no hay ningún dirigente político, ninguna autoridad de poder, por lo que la gente siente que le podría haber pasado a él/ella. El miedo es una de las mayores armas que se pueden utilizar contra la población, ¿a quién puede interesar que la gente tenga miedo?, ¿a quién puede interesar que la gente se quede en sus casas, como está pasando ahora mismo en París? Si realmente saben lo malos que son los ejecutores de estos atentados, el EI(ISIS), AL Qaeda, ¿por qué se les ha estado financiando?, ¿por qué solamente Rusia ha decidido firmemente atacar sus bases en Siria? Habrá que seguir pendiente de informaciones que nos permitan llegar a la verdad de lo acaecido, desgraciadamente viendo y leyendo los grandes medios será muy difícil enterarnos porque no habrá un solo periodista que se atreva a tirar del hilo sobre algo que resulte incómodo a la versión oficial. ¿Queremos realmente saber la verdad?, ¿queremos realmente ser libres?

 

Un abrazo.

 

Mr D.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
 

Email
Print